En nuestra consulta disponemos de dos autoclaves de clase B para la esterelización del instrumental que utilizamos. Para asegurarnos de su perfecto funcionamiento usamos indicadores químicos y biológicos como rige la norma ISO 11138:2005, con ellos comprobamos que los autoclaves cumplen correctamente su función de eliminar todas las bacterias, virus y esporas.